Hay literalmente millones y millones de sitios web en internet, por no hablar de los miles de millones de contenidos que contienen todos estos sitios.

Ahora tómate un segundo y trata de visualizarlo de esta manera. ¿Alguna vez has pensado qué vas a hacer para que tu contenido se destaque entre este mar de información?

El-poder-de-los-TitularesPara ser más específicos, ¿cómo vas a convencer a la gente de que tú contenido o material en realidad vale la pena lo suficiente como para que se tome su tiempo en leerlo?

Hay una manera eficaz de hacerlo. Y por supuesto, es legal.

La forma en la que puedes hacer esto es… usando los titulares como cebo.

Sí, con los titulares correctos, puedes ser un imán  de clic, y la buena noticia es que por lo general tienes un control total sobre la forma de diseñar tus titulares.

La única mala noticia es que tú tienes el poder de crear un Buen o un Mal Titular.

Los expertos en SEO nos dicen que Google ha tomado la tasa de rebote de una página web en cuenta a la hora de valorar su posicionamiento. Si una página tiene un alto porcentaje de abandonos, esto nos quiere decir algo acerca de esa página en particular.  Y no es precisamente bueno.

Y en cuánto grado afecta esto realmente al Ranking personalmente, no lo sé, pero es lo suficiente para decirme que tener titulares con contenido impresionante para atraer a los lectores a quedarse y leer mi contenido es ahora más importante que nunca.

Así que aquí te dejo algunos consejos para ayudarle a diseñar un gran Titular “Cebo”:

Relaciona tu Titular con algo bueno

Desde jóvenes siempre nos han dicho que si alguna vez queríamos algo, tenemos que trabajar duro para conseguirlo. Por ejemplo, si queremos comprar un buen coche, entonces tenemos que trabajar duro para ganar el dinero suficiente para comprarlo.

Así mismo, para las personas a las que les gustaría tener ese “Look” perfecto, pasarían por el quirófano y soportarían dolorosas cirugías sólo para lograr ese aspecto deseado.

Es por eso que los titulares que prometen algo bueno cogerán a mucha gente por sorpresa. En la mayoría de los casos (si no todos) titulares como este sin duda van a despertar el interés  de los lectores y se sentirán obligados a averiguar más.

Hace algún tiempo leí un artículo que en su titular decía “Hombre pierde peso comiendo Twinkies“. ¿Perder peso comiendo un producto totalmente contrario a la pérdida de peso? ¿Cómo es eso posible?

Después de leer ese titular, yo estaba totalmente seducido. Me vi obligado a saber más. Pensé que tenía que hacer clic para averiguar cómo era posible.

He aquí otro ejemplo: “Viste como si tuvieras un millón de dólares… Por menos de cien” es también un gran titular que atrae a la gente a hacer clic y obtener más información.

Desenlace Feliz.

Muchas personas sufren de problemas crónicos o recurrentes, que les están afectando constantemente hasta el punto que sienten que no pueden aguantar más.

Cuando han llegado al borde de la desesperación ellos harían cualquier cosa (incluso comprar) para deshacerse de los problemas que sufren.

Tomemos, por ejemplo, la Otitis (inflamación en los oídos), son muchas las personas que sufren este problema durante muchos años. ¿No crees que van a querer saber más si escribes un artículo con un titular que dice “Como curar su Otitis PARA SIEMPRE”?

Pero hay algo que debes tener muy en cuenta, tu debes estar dispuesto a respaldar tu propuesta porque un titular engañoso puede ser aún más perjudicial que un pésimo titular. Así que si estas ofreciendo algo en tus titulares, entonces es mejor que estés preparado para cumplirlo.

Otro método efectivo es crear los titulares con la esperanza de despertar la curiosidad de tus lectores.

He aquí otro ejemplo:

“Un método no convencional, pero sorprendentemente eficaz, para deshacerte de acné”

O…

“Un extraño secreto para tener el mismo Draw que un Golfista Profesional”

Este tipo de titulares despiertan la curiosidad de los lectores. Ellos seguirán preguntándose a sí mismos que puede ser lo que marca la diferencia. Esto estará continuamente en la mente de los lectores, y, hasta que finalmente piensen,  “ES JUSTO LO QUE NECESITO SABER”.

Una de las razones por las qué estos titulares funcionan tan bien como lo hacen es porque por lo general implica sólo 1 o 2 métodos, y sin embargo, pueden marcar la diferencia. Esto sugiere que este método es muy poderoso.

Beneficios emocionales

En muchos casos, las personas sólo compran lo que quieren y no lo que necesitan.

Cuando dicen que lo necesitan, lo más probable es que realmente lo quieran en primer lugar, y decir que lo necesitan sólo es una forma de justificar sus deseos.

Y con los titulares adecuados, puedes generar “que lo quieran” o “que lo necesiten”.

De esta forma impulsas a una persona a querer algo hasta tal punto que piensa que realmente lo necesita

Una forma de lograr esto es proporcionando beneficios.

Sin embargo, no puedes ofrecer cualquier tipo de beneficio, es necesario proporcionar un beneficio emocional. Y si tú logras encontrar y añadir ese beneficio emocional para cualquier cosa, como un producto o servicio, este se venderá.

Tomemos por ejemplo, un producto que ayuda a la pérdida de peso.

Si solo indicas beneficios obvios, como “ayuda a perder peso”, “te hace sentir con más energía”, “te sientes más saludable en general”, estos son sólo los mismos rasgos comunes de todos los productos para bajar de peso.

Esto no sólo no se diferencia de los miles productos para perder peso que existen, el producto de la pérdida de peso aquí no tiene ningún punto único que lo diferencie del resto.

Sin embargo, si pudieras utilizar un titular como “Un producto para perder peso que te hará sentirte como la más sexy de  las estrellas de Hollywood “… claro que es este caso nos estamos refiriendo al público femenino.

Se trata del mismo producto pero gracias al titular, de repente se vuelve más valioso, y se convierte en algo que tu cliente “debe tener” porque lo ha asociado con un beneficio emocional.

Las emociones son un poderoso motivador. Así que debes aprender a mover las emociones utilizando tus titulares. Dependiendo de tu contenido, las emociones pueden ser o bien humorísticas, tristes, de ira, de felicidad, inspiradoras y más.

Depende de ti decidir la emoción apropiada para el titular que coincida con el tono de tu contenido.

Como siempre, tus comentarios son bienvenidos, y si este articulo ha sido de tu interés, regáleme un “me gusta”.

[weaver_social]

Pedro Ariza