Todos hemos escuchado alguna vez que lo importante “no es lo que dices, sino cómo lo dices”. Bueno, esto mismo se aplica al contenido de tu sitio web.

En este artículo hablaremos de la importancia del contenido de tu sitio y cómo convertir a tus visitantes en clientes.

El contenido de tu sitio web debe convencer a los visitantes que tu producto o servicio es único y superior a los de tus competidores en términos de calidad o que tiene un precio más competitivo. Debe demostrar a tus clientes potenciales que puede proporcionar la solución a lo que están buscando.

Tu producto o servicio va a resolver sus problemas, responder a un sueño, enriquecer sus vidas, y / o mejorar sus negocios. Tú eres el experto de confianza que ellos quieren y necesitan!

El contenido de tu sitio web juega un papel importante en el establecimiento y crecimiento de tu base de clientes. El contenido del sitio Web crea la “voz” de una empresa, así como la apariencia de un sitio puede darle un “rostro” a la empresa y a los productos o servicios que de otro modo serian intangibles.
En un sitio de comercio electrónico, el contenido desempeña un papel clave en el cierre de ventas. Un buen contenido deleita a los visitantes que llegan por primera vez, fomenta e impulsa las visitas tanto de adquisición como la retención de clientes.

La gente lee una página Web de forma diferente a como lee un folleto o un periódico. Nos gusta buscar por la página, desplazarnos, clic a clic en con el ratón, en definitiva, tener el control.
Tienes una única oportunidad de causar una primera impresión para transmitir rápidamente los beneficios de permanecer en tu sitio Web. No es necesario recalcar la importancia de la primera impresión, que en la web se mide en milisegundos.

El diseño, la funcionalidad, el mensaje y aspecto general de tu página web determinará quién se queda y quien haga clic para no volver más.

Tu mensaje debe ser claro y directo al grano. El objetivo de cualquier página web debe ser conseguir que el visitante “HAGA” algo, para pasar al siguiente paso en una secuencia de compra o hacer clic para obtener más información sobre un producto o servicio

.
Sin un contenido legible, preciso y con de enlaces de hipertexto claramente organizados, los visitantes son mucho menos propensos a completar una transacción, y por su puesto a volver de nuevo a tu sitio.

Escribir en una página Web debe comenzar siempre desde la perspectiva de tu visitante. ¿Qué es lo que el visitante de tu sitio Web está buscando? ¿Por qué él o ella están aquí? ¿Cómo puedes hacer que su visita sea lo más rápida, eficiente y positiva como sea posible?
Tienes que tomarte el tiempo para aclarar el objetivo de cada página antes de empezar a escribir. Si la página es parte de una secuencia de transacciones, identificar lo que puede estar obstaculizando el proceso de compra. Asegúrate de que las instrucciones son claras y fáciles de leer.

Si estás vendiendo un servicio en tu página web, define cual es el beneficio más poderoso de tu servicio, en combinación con un rasgo fuerte y único de tu negocio. Responde a esta difícil pregunta:

Espera la Segunda parte de este articulo
Atentamente
Pedro Ariza Ariza