Antiguamente, comenzar un negocio solía ser un asunto simple. Una persona hacia o compraba algunos productos, y empezaba a venderlos desde su casa o con una carretilla y listo.

El Network marketingCon el tiempo el mero hecho de iniciar hasta el más mínimo negocio se ha complicado cada vez más. Las empresas de todos los tamaños ahora operan en una economía global. La competencia se intensifica. La regulación gubernamental está omnipresente. Los asesores profesionales no son una opción, son una obligación.

El dueño de un negocio del siglo 21 requiere de una enorme gama de capacidades y tener acceso a un capital significativo. El desafío es más grande que nunca y esta tendencia continuará.

En respuesta a estos desarrollos, nuevos modelos de negocio han ido evolucionando.

Se han desarrollado como respuesta directa a las demandas de la era actual.

Representan la adaptación a un mundo que ha cambiado completamente. Los viejos paradigmas cada vez tienen menos éxito, pero todavía tienen seguidores que rechazan y desprecian a los recién llegados.

Los podíamos considerar como los descendientes de las personas que creían que la tierra era plana aun después de haberse dado la vuelta al mundo. Ellos sostienen que los nuevos modelos no son “empresas reales,” que son pasatiempos o incluso estafas.

Todos los nuevos modelos de negocio encuentran resistencia hasta que se logra un punto de inflexión.

Como con cualquier idea nueva o innovación, los primeros en adoptarla se enfrentan al desprecio y al ridículo, pero las ideas de éxito no sólo logran sobrevivir, sino que progresivamente van cobrando impulso.

Con el tiempo los primeros en adoptarlas son reconocidos, ya sea como visionarios o los más afortunados que estaban en el lugar correcto en el momento adecuado.

Un ejemplo clásico fue el éxito del fenómeno de la franquicia. Las franquicias estuvieron a punto de ser prohibidas en muchas partes del mundo durante los primeros 20 años de su aparición.

La franquicia esta hoy omnipresente en todas las areas de negocio imaginables. El modelo de franquicia a evolucionado con el tiempo de un mecanismo en bruto a un instrumento de precisión que podría ser lanzado en todo el mundo con una tasa predecible de éxito.

El Network marketing se está acercando a un punto de inflexión similar al que alcanzo la industria de las franquicias hace algunos años. Su volumen de negocio, de miles de millones de dólares es poco conocido por la mayoría de las personas.

El mito de que el Network marketing o marketing multinivel está de alguna manera asociado con los esquemas de pirámide aún sobrevive en las mentes de algunos que, aunque lo critican, realmente no lo conocen.

Una nueva generación de personas al margen de las versiones de anteriores modelos de negocio está dispuesta a cambiar esto. Para estas personas, el Network marketing es un medio muy eficaz de distribuir los productos y servicios y esto da muestras de una clara evidencia de que el modelo ha alcanzado la madurez y legitimidad.

Esta tendencia ha coincidido con el reconocimiento de millones de personas en todo el mundo que ha decidido iniciar un negocio basado en el hogar gracias a que tienen un bajo costo y por consiguiente, bajo riesgo, como medio de tener su propio negocio, y entrar en el “Cuadrante B” según la definición de Robert T. Kiyosaki.

También se ha producido una convergencia con las tendencias del mercado laboral. La seguridad laboral ya no existe. Una proporción cada vez mayor de personas han sido despedidos por lo menos una vez en su vida laboral.

Estas personas son muy receptivas a nuevas opciones que les darán un mayor control sobre su destino financiero y sus asuntos personales.

El Network marketing permite a las personas poseer y operar un negocio a las pocas horas de tomar la decisión de inscribirse.

A un costo realmente bajo puede adquirir un negocio que cuesta millones de dólares desarrollar. Un negocio que puede ser desarrollado desde el trastero de tu casa y con solo un PC.

Además, el distribuidor independiente no sólo consigue ingresos por la venta al por menor de los productos de la empresa en un mercado global, sino que también tiene el derecho de invitar a otros a hacer lo mismo y se le pagará un porcentaje sobre sus volúmenes es decir, se obtendrán ingresos residuales o pasivos.

Eso es un gran avance sobre el modelo de franquicia, que no sólo es más restrictivo, sino que depende de la empresa tradicional y de la relación con los empleados para generar ingresos.

El modelo del Network marketing ha madurado considerablemente en las últimas décadas. Los problemas que tuvieron las empresas pioneras han sido solucionados y no lo han tenido que sufrir las nuevas que están llegando.

Estas compañías se centran en la formación, retención y en las recompensas para conseguir el éxito pronto. Hacen que la independencia financiera sea un objetivo alcanzable que puede lograrse en un plazo de tiempo de 1 a 3 años.

Los distribuidores no tienen que encargarse de mantener el inventario o de la entrega de productos. Todos los aspectos de gestión de inventario, entrega y pago son gestionados por la empresa.

La responsabilidad del distribuidor independiente es centrarse en aumentar el volumen de productos consumido por sus respectivas organizaciones con la ayuda de las nuevas tecnologías y de Internet, pero sin tener que contar con empleados o con locales.

El Dr. Stephen R. Covey dijo “Creo que el Network marketing ha alcanzado la mayoría de edad. Se ha convertido en indiscutible que es un camino viable para la iniciativa empresarial y para la independencia millones de personas. ”

Yo pienso que el Dr. Covey tiene toda la razón, ¿Qué piensas Tu? Puedes dejarme tu comentario,

Atentamente
Pedro Ariza Ariza